palo santo peruano, serrín de palo santo, escamas de palo santo y troceado de la marca copalosanto

Es comúnmente conocido que el Palo Santo peruano sólo puede ser extraído de los árboles muertos y ramas caídas, tanto para el uso de la madera como para extraer su aceite esencial. No dudamos que esto fuese así en los inicios de las relaciones comerciales con el Palo Santo, lo que ocurre es que posteriormente la demanda del producto ha ido creciendo cada vez más y, para satisfacerla, los cosechadores han aplicado otros métodos menos sostenibles.

Los recolectores tumban árboles de Palo Santo adultos, ya que al contrario de lo que se piensa, el árbol aunque esté fresco posee ese aroma que le caracteriza. ¿Porque lo sabemos? Porque, temiéndonos que esta práctica antinatural se realizaba habitualmente, decidimos plantar árboles de Palo Santo peruano y ver su crecimiento, desde su semilla.


El árbol fue creciendo y, tras hacerle varias hendiduras en su tronco en diferentes momentos en el tiempo, comprobamos que la madera de Palo Santo sí desprendía ese olor tan particular entre dulce y cítrico que le caracteriza.

También es cierto que se está llevando a cabo una acción de repoblación de los bosques de Palo Santo en algunas zonas de la costa pacifica de Ecuador y que existe una regulación gubernamental para su recolección y su exportación que debe cumplirse.

Pese a estos controles, la tala de árboles es una práctica habitual, y desde Copalosanto queremos transmitir que podemos utilizar la madera del Palo Santo sin explotarla.

Aunque el Palo Santo a día de hoy (15-10-2015) no está en peligro de extinción, hay otras alternativas para disfrutar del aroma y las propiedades del Palo Santo peruano sin que ello suponga un riesgo para su evolución, asegurando un producto de alta calidad, tratado con amor, respeto y 100% sostenible.

 

Alternativas sostenibles del Palo Santo peruano

Debido a que el producto ha adquirido reputación, han surgido nuevas formas de comercialización, desde el serrín para elaborar inciensos y conos, hasta el aceite destilado de la misma madera de Palo Santo.

Desde 2007, se ha comenzado a usar las partes vegetativas como los frutos  para obtener el Aceite Esencial del Fruto de Palo Santo.

 

recolectando fruto de la madera de palo santo peruano de copalosanto

 

Esta actividad se ha iniciado en los cantones Zapotillo y Macará, en la provincia de Loja (Ecuador), donde la UTPL (Universidad Técnica Particular de Loja) apoyada por el Gobierno, ha implementado un centro de extracción de aceites esenciales, cuya materia prima son las hojas, frutos y flores.

Copalosanto apoya este proyecto y, desde hace más de 3 años, está colaborando con la causa para un trato respetuoso con el árbol.

Además el proyecto beneficia a más de 50 familias de escasos recursos que viven en torno al bosque seco del Cantón Zapotillo, ya que ellos son quienes recolectan el fruto del bosque y han visto en el mismo una forma de ingreso, cuidando y protegiendo incluso el crecimiento de los nuevos retoños del árbol.

Desde Copalosanto proponemos la mejora de la calidad de vida de este árbol, usando la madera del Palo Santo con consciencia y tratando de evolucionar hacia un uso más sostenible a través del Aceite Esencial del Fruto del Palo Santo.

Por aquí os dejamos este vídeo titulado “El Milagro del Palo Santo”